Contacta con nosotros en el 910 060 128 o a través de informacion@andasur.com

ROESB 0280-AND-650

Grupo de termitas obreras

A la termita se le conoce por los daños que provoca, pero, aunque pueda ser un insecto de lo más molesto, la realidad es que cumplen con una labor muy importante en la naturaleza.

 Estos insectos xilófagos se alimentan de celulosa, incluyendo madera, plantas u hojas. Estos elementos suelen proceder de plantaciones sin vida por lo que realmente las termitas limpian los restos y degradan la madera, o elementos de celulosa, en su ecosistema. Ayudando a la naturaleza a que la descomposición de estos materiales sea más rápida y efectiva.

No solo se encargan de la materia orgánica de la superficie, sino que en el interior de la tierra son partícipes del transcurso conocido como bioturbación, que consiste en el movimiento de sedimentos por la actividad de los seres vivos. En este proceso no solo actúan las termitas, sino que también lo hacen otros insectos como hormigas, escarabajos o lombrices, en definitiva, todos aquellos que viven bajo tierra. Esta actividad, facilita la filtración en la tierra y la descomposición de la materia orgánica, facilitando la regeneración de los nutrientes de esta tierra, por lo que convierte a esta tierra más fértil.

Recientemente también se ha descubierto que otro punto a favor de las termitas es que ayudan a frenar la desertización de zonas áridas y protegen ecosistemas del cambio climático, como es el caso de los bosques tropicales.

“logo